Críticas, Estrenos

Una madre imperfecta – Infructuosa complacencia

Lorene Scafaria, que saltó a la fama con Buscando a un amigo para el fin del mundo –en la que destacaba por su sorprendente lucidez como guionista–, se ha abandonado al eclecticismo en este último trabajo suyo. Una madre imperfecta no destila absolutamente nada del ingenio de su ópera prima. Lo que compone Scafaria es un vehículo de lucimiento para su actriz protagonista, Susan Sarandon. El problema es que para que esto resulte efectivo, el personaje que encarna la actriz debería despertar algún tipo de interés. Obviamente, esto no es así. El rol de Sarandon es un arquetipo manido, algo superficial y que roza el ridículo. Es tal la desidia que despierta el motor de la película –la profunda melancolía que sufre debido a la muerte de su marido– que no tiene otro remedio que apoyarse en la gran cantidad de subtramas que van surgiendo a lo largo del metraje.

Lo verdaderamente paradójico de todo esto es que la función para la cual parece justificarse la existencia de la película –como recién mencionaba en el anterior párrafo, un medio para que la actriz pueda lucirse– tampoco funciona. Sus compañeros de reparto Rose Byrne y, en menor medida, J.K. Simmons empequeñecen el mediocre trabajo de Sarandon. Además, los recién nombrados, así como las distintas subtramas que acompañan a sus respectivos personajes, salvan a una película superflua y desesperante. Y es que cuando te das cuenta de que unas gallinas alimentándose al son de la música es uno de los momentos que desprende una mayor emotividad, queda demostrado lo lamentable que es la cinta.

A riesgo de caer en la reiteración, el único aliciente para acercarse a Una madre imperfecta es la siempre convincente Rose Byrne. Quizá los escasos treinta minutos en los que aparece sepan a poco. Quizá habría que preguntarse qué ha llevado a alguien como Scafaria, que demostró talento en el pasado, a hacer este producto tan poco satisfactorio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *