Críticas, Estrenos

Nuestra hermana pequeña – Desenfoque

El cine del cineasta japonés Hirokazu Koreeda tiene una cualidad que me fascina: esa delicadeza que nunca termina transformándose en un sentimentalismo que repudie. Pero también sufre un defecto que consigue que sus obras me produzcan un tedio considerable: su incapacidad para sintetizar. Como le ocurría desde su ópera prima Maborosi, pasando por una de sus cintas más aclamadas Nadie sabe, hasta llegar a su último largometraje Nuestra hermana pequeña, Koreeda se termina descarriando del eje por el que surge su película. Siempre intenta profundizar más de lo necesario, por lo que termino con la sensación de que gran parte de la información que ha querido transmitirme es totalmente superflua e irrelevante.

Umimachi diary

En Nuestra hermana pequeña, tres hermanas descubren en el entierro de su padre que tienen una hermanastra de trece años, animándola a vivir con ellas en la casa de su abuela, en Kamakura. La puesta en escena de Koreeda siempre lleva adherida una melancolía y un sentimiento nostálgico muy sutil. Su ritmo, pausado y contemplativo. Por sintetizar, este último trabajo del director posee todas las claves que han definido su cine en sus más de 20 años de carrera. El problema viene a raíz de las distintas subtramas que van apareciendo a lo largo del metraje. A esto hay que añadirle la subtrama sentimental que tiene cada una de las hermanas. Esto termina por empobrecer el discurso del que nace la obra, y es el controvertido origen de esa pequeña hermanastra. La aceptación por parte de las tres hermanas supone un acto de redención al propio mundo interior de cada una de ellas, y un acto misericordioso a la figura paternal de estas, pero también a la maternal. Pero Koreeda se empeña en dilatar ese recorrido.

Our-little-sister

Como le ocurría a Una pastelería en Tokyo –en la que también aparecía Kirin Kiki, que interpreta a la abuela de las hermanas– de la cineasta también japonesa Naomi Kawase, la falta de consistencia es palpable. Koreeda se aleja de la dura y cruel confrontación de los personajes de Nadie sabe con la realidad, por poner un ejemplo de una cinta anterior. Su cine, además de comenzar a tonarse en algo más convencional, termina siendo demasiado condescendiente con sus protagonistas. De lo que no hay ninguna duda es que los seguidores de Hirokazu saldrán fascinados con su nuevo largometraje.

One Comment

  1. I just want to say I am all new to blogging and honestly savored your website. More than likely I’m want to bookmark your blog . You absolutely come with amazing stories. Thanks a lot for sharing with us your webpage.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *