Críticas, Estrenos

Calle Cloverfield 10 – Fin del misterio

Hay más misterio en la campaña de marketing de Calle Cloverfield 10 que en la propia película. Nos encontramos, pues, ante uno de esos productos sobre los que sabrás lo mismo antes y después de degustarlos. En este caso, los que hayan visto Monstruoso lo sabrán todo. Los que no, por el contrario, no sabrán absolutamente nada, menos aún tras el visionado de la cinta. Los guionistas demuestran ser unos maestros a la hora de crear incógnitas oportunamente, pero no parecen igual de capacitados para resolverlas o para justificar (o dar sentido a) su no resolución. Un claro ejemplo de entretenimiento cuya narrativa se sustenta en el “todo vale”. De la pretendida ambigüedad a la más peligrosa obviedad, como tantos otros filmes. y además consiguiendo el beneplácito de la crítica estadounidense.

Clover 1

La propuesta narrativa de la película dirigida por Dan Trachtenberg le otorga mucha más libertad que la que podría tener de haber sido filmada cámara en mano, como ocurría en Mostruoso, la película de Matt Reeves. Es inevitable compararlas, pues Calle Cloverfield 10 es un Spin-off de Monstruoso; en palabras de J.J. Abrams -productor del proyecto-, nos encontramos ante “un pariente de sangre” y una sucesora espiritual del título estrenado en 2008. Las similitudes entre ambas son mínimas, incluyendo el argumento y el trasfondo, por lo que en todo momento tengo la sensación de que su inclusión en el mismo universo al que pertenecía Monstruoso es bastante forzada; parece incluso forzada a homenajear a las criaturas del filme de Matt Reeves, pues ni siquiera se encuadraba hasta entonces en el mismo género. Al final da lo mismo si muestras o sugieres, al menos si tenemos en cuenta que el efectismo es la seña de identidad de la película.

John Goodman as Howard, Mary Elizabeth Winstead as Michelle in 10 CLOVERFIELD LANE, by Paramount Pictures

Sin embargo, algo debe tener la película para haber sido capaz de seducir a la crítica estadounidense por completo, o al menos eso me he estado preguntando los 103 minutos que dura. Para mí el que una película sea entretenida, sin una sola cosa más que ofrecer, es antes un defecto que una virtud. Aquí, por ejemplo, el entretenimiento es logrado gracias a mantener un ritmo elevado de forma permanente, lo que impide que haya un mínimo de intriga y menos aún de suspense. El acompañamiento constante de la música, que no deja un solo respiro en todo el metraje, unido a unos golpes de sonido que intentan subrayar el más mínimo movimiento del desdibujado personaje interpretado por John Goodman, son los motores narrativos de un film que a su vez pretende ser ambiguo y misterioso. Pero es que no se puede crear suspense cuando cada vez que tiene lugar una situación intrigante, por pequeña que sea, es resuelta en la siguiente escena para mantener un crescendo rítmico que culmina rebasando los límites de la lógica interna. En este sentido, debemos atribuirle todos los méritos -de que la propuesta no se vaya al traste por completo- al trabajo del debutante Trachtenberg, que por momentos logra ser tan efectivo como efectista, sobreponiéndose a las rígidas consignas de producción: el acompañamiento musical y el golpe de sonido.

Clover 3

Así pues, debemos intentar apreciar Calle Cloverfield 10 como un entretenimiento sin pretensiones para sacar algo positivo, pero, a mi parecer, esta propuesta tan extrañamente ambiciosa no merece ser etiquetada como un producto exento de pretensiones. Pretensiones hay, otra cosa es que sea difícil vislumbrarlas detrás de un popurrí tan atractivo inicialmente como finalmente insustancial. La mayoría de problemas, no obstante, son fruto de un guion verdaderamente inconsistente, que no contento con dibujar unos personajes totalmente planos, se permite el lujo de dejar verdaderas lagunas argumentales en los momentos que se muestra más caprichoso. ¿Lo mejor de la película? Sin duda, poder disfrutar tiempo después de una gran interpretación de John Goodman. El resto, tan olvidable como tantísimas propuestas del género.

One Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *