Críticas, Estrenos

The End of the Tour – Desde el respeto

David Lipsky, un joven periodista de la publicación Rolling Stone, apenas conocía a David Foster Wallace cuando la popularidad de éste se extendió gracias al éxito de La broma infinita, una novela de más de mil páginas con varios centenares de notas, algunas de ellas muy largas, en la cual tocaba multitud de géneros. Lo de Lipsky con el escritor neoyorkino fue un verdadero flechazo, pues la fascinación que le produjo su obra -y el propio Foster Wallace- fue tal que pidió permiso a la revista para entrevistar al novelista durante los últimos cinco días del tour de presentación de La broma infinita. El prolongado encuentro se resumió en horas y horas de grabación de voz, y en multitud de notas que Lipsky tomaba de sus conversaciones y de la forma de actuar del artista. Sin embargo, el artículo que motivó aquel viaje nunca fue publicado. En 2008, tras conocer la noticia de que Foster Wallace se había quitado la vida en su propio domicilio, Lipsky tomó la decisión de escribir un libro a partir de las transcripciones de ese inolvidable encuentro.

Tour 1 bis

Aunque podría ser -erróneamente- considerado un biopic, The end of the tour únicamente se dedica a mostrarnos esos cinco días en los que Lipsky tuvo la oportunidad de conocer -y descubrir- al verdadero Foster Wallace. No debemos olvidar que todo lo que se narra en la película ha pasado por un ejercicio de doble (o triple) subjetividad: la del propio Lipsky al transcribir esa experiencia que le marcó, y la de James Ponsoldt a la hora de aportar una mirada cinematográfica al dilatado encuentro entre entrevistador y entrevistado. Seguramente el trabajo de Donald Margulies, encargado de escribir el guion, se haya ceñido de una forma mucho más objetiva a la reescritura del libro de Lipsky. En cualquier caso, la visión que aporta The end of the tour sobre David Foster Wallace es realmente creíble, mucho más que las que aportan la mayoría de películas biográficas sobre distintas celebridades. Mientras desmitificamos al autor de La broma infinita, asumiendo su condición de mortal y su afición por los pequeños placeres cotidianos, entre otras cosas, terminamos por engrandecer aún más su figura. Al fin y al cabo, detrás de ese brillante novelista se escondía una persona más, con sus dudas y temores.

Tour 2

Ahora vayamos al grano, a hablar de lo que realmente importa: la valía (o no) cinematográfica de The end of the tour. James Ponsoldt dirige esta película, la cuarta de su aún corta filmografía, al más puro estilo indie tradicional, aunque sin dejar en ningún momento muestra de tics peligrosos y trabajando siempre al servicio de la historia. Una historia que, por otra parte, se reduce a una especie de batalla de diálogos entre David Lipsky y David Foster Wallace, genialmente interpretados por Jesse Eisenberg y Jason Segel, respectivamente. Eisenberg nos deja una interpretación más que correcta, mucho más seria y contenida que en otras ocasiones, mientras que Segel se transforma en el mismísimo David Foster Wallace, en una metamorfosis digna del mayor de los elogios.

La riqueza de esta obra cinematográfica reside en dar una visión del escritor atendiendo a sus vivencias junto a Lipsky, pero sin dejar nunca de lado la figura de éste. Por eso no creo que sea justo llamar a esta película biopic, pues ni siquiera es un retrato completo de David Foster Wallace. Es mucho más coherente tratarla como un muy interesante encuentro que derivó en una suerte de amistad entre los dos, que demostraron guardar muchas más cosas en común de las que esperaban. En esta entrañable cinta sale a relucir el vacío existencial de ambos. De una parte, la frustración y la envidia por ser incapaz de lograr lo que tu ídolo sí ha logrado; de la otra, el miedo a dejar de ser quien eres, a convertirse en una parodia de ti mismo. The end of the tour es un film estimable, que saca todo el partido posible de sus intérpretes en pos de dotar del máximo realismo e intensidad posible a esta emocionante historia.

Tour 3

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *