Críticas, Estrenos

O Futebol – Unión, realidad y/o ficción

O Futebol 1 bis

Es muy interesante pararse a pensar cuándo lo que estamos viendo en pantalla deja de ser documental y pasa a ser ficción. Esa fina línea (e invisible) que separa ambos conceptos es muy complicada de identificar, máxime en un trabajo como O Futebol, que narra el reencuentro entre Sergio Oksman, director de la película, y su padre. Lo que comienza siendo un documental perfectamente planificado, probablemente más que muchas películas -o al menos esa es mi impresión-, acaba mutando en un trabajo profundamente cinematográfico, y quizá elevando O Futebol a un nivel cualitativo mayor del que aspiraba a lograr. En mi opinión, el devenir de los acontecimientos le hace un enorme favor a este trabajo del brasileño afincado en Madrid Sergio Oksman.

Desde luego que trascender el género documental no es un logro que se deba únicamente a lo trágico de la historia, pues la decisión de rodar prácticamente todo en planos fijos y hacer un uso constante de la elipsis no podría ser más cinematográfico. Entre los problemas de O Futebol destaca un tramo inicial un tanto atropellado, que pone en duda la veracidad de alguna situación por la torpeza de su planteamiento. Otro de los problemas, que en otra tesitura podría haber sido un acierto, es su corta duración. Cuando consigo entrar por completo en la historia, la película está a punto de concluir. No obstante, la perfecta ejecución de su tramo final me hace recordar al gran Jaime Rosales. Pero, como ya digo, parte de los méritos se deben al siempre impredecible ciclo de la vida.

O Futebol 2

El fútbol aquí es una suerte de MacGuffin, pues, además de como título, actúa como elemento (o excusa) unificador entre un padre y un hijo que llevan la friolera de 20 años sin verse. No pasa una sola conversación en la que no se hable de fútbol, y es ahí donde cobra sentido la decisión de filmar este reencuentro en el transcurso del Mundial de 2014. Quizá sea éste el punto más interesante a analizar en O Futebol, obviando esa barrera invisible que separa el documental de la ficción. Los temas a tratar son mucho más interesantes sobre el papel que una vez vistos en pantalla; durante la mayoría de metraje reina en mí la indiferencia.

Su paso por festivales como Locarno, Mar de la Plata o Sevilla ha dejado opiniones demasiado entusiastas. y O Futebol dista horrores de ser un trabajo redondo. Es muy interesante, pero su desigual resultado no me termina de convencer; es capaz de golpear cuando se lo propone (o cuando toca), pero la planificación no siempre es la idónea para captar el interés de un espectador que no debería despegar la vista de la pantalla en sus 68 minutos de duración. Yo me quedo con los toques de humor de ese hombre tan peculiar que es el padre, un ser digno de ser filmado -cuando no estudiado- durante el tiempo que sea necesario.

O Futebol 3

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *