Críticas, Estrenos

El viaje de Arlo – Traición a la fórmula

Hay dos características principales que han hecho de Pixar una referencia caudal en lo que a cine de animación americano se refiere, y ha convertido el estreno de sus películas en un punto de referencia cada año. La primera es el hecho de crear obras que no trata de estúpidos a los niños, sino como criaturas pensantes con la capacidad de desentrañar la estructura básica de las historias que proponen. La segunda importante es que apela a la nostalgia del público adulto.

THE GOOD DINOSAUR – SEEING THE LIGHT — An Apatosaurus named Arlo makes an unlikely human friend in Disney•Pixar’s “The Good Dinosaur.” Directed by Peter Sohn, “The Good Dinosaur” opens in theaters nationwide Nov. 25, 2015. ©2015 Disney•Pixar. All Rights Reserved.

Porque, al fin y al cabo, ¿no hemos sido todos niños, no nos hemos sentido pequeños ante un mundo grande y hostil, y hemos necesitado ese empujoncito hacia los grandes mensajes de comprensión, madurez, amor, muerte, “dejar ir” que propaga Pixar? El maravilloso arranque de UP, el coqueteo con el cine mudo del primer acto de Wall-E, las tres entregas de Toy Story, la revisión encubierta de Los siete samuráis que lleva por nombre Bichos, el tratado sobre el racismo de Ratatouille. El éxito de la fórmula y la calidad de los productos es palpable, y la difícil tarea de la película de Peter Sohn de emular la gloria de Inside Out ha terminado en una terrible decepción.

Arlo 1

El viaje de Arlo (The Good Dinosaur) se estructura como una road movie de vuelta a casa en la que la aparición de personajes hacen avanzar la narración hacia adelante. El proceso de maduración de Arlo (un dinosaurio de 11 años que debe “superar sus miedos”) se completa al mismo ritmo que su relación con Spot (un humano salvaje que le acompaña en su viaje), que pasa del odio mutuo a la desconfianza y luego a la amistad en un tono sencillo e ingenuo. Sus grandes bazas, el aroma sutil a vieja película de descubrimiento del Oeste y la perfección técnica (el hiperrealismo del mundo por el que se mueven los personajes es sobrecogedor -atentos al agua-) no pueden revertir el hecho de que El viaje de Arlo (The Good Dinosaur) tiene unos personajes poco memorables (quizás los T-Rex vaqueros sean lo más remarcable dentro de la galería de grandes dinosaurios y pequeños mamíferos que se nos presenta), un protagonista con un déficit preocupante de carisma, y que, para colmo, trata al espectador de estúpido.

THE GOOD DINOSAUR - Pictured (L-R): Arlo, Spot. ?2015 Disney?Pixar. All Rights Reserved.

Así que al final el error de El viaje de Arlo es olvidar las dos características que convierten a Pixar en Pixar, cayendo en el mal vicio de la repetición martilleante del mensaje de la película, olvidando la nostalgia y los distintos niveles de lectura, y, añadiéndose por derecho propio a la lista de filmes poco memorables y naïf como Cars o Monsters University. Una pena.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *