Críticas, Estrenos

Atrapa la bandera – Gato el yanqui

Tras el éxito cosechado por Las aventuras de Tadeo Jones, el director Enrique Gato y el estudio Lightbox Entertainment repiten para traernos Atrapa la bandera. Es indudable que en esta ocasión el despliegue de medios ha sido mucho mayor, lo que se evidencia en un resultado técnico envidiable, al nivel de las superproducciones de animación estadounidenses. Por otro lado, y como bien sabemos todos, un mayor presupuesto no asegura una película mejor. Enrique Gato se disfraza de autor hollywodiense, con todo lo que conlleva esa afirmación: lo bueno y lo que no lo es tanto.

Cuando Mike Goldwing jugaba en el mar a atrapar la bandera con sus mejores amigos, Marty y Amy, no se imaginaba que más adelante sería una pieza clave para “atrapar la bandera” que en su día fuera plantada en la luna. El malvado millonario loco Richard Carson tiene un plan para borrar de la historia la gesta de los astronautas del Apolo XI, y así colonizar la luna y explotar sus recursos naturales. Lo que en principio debería ser tarea de la NASA, deberá ser resuelto por nuestro joven de protagonista de 12 años. Además, en sus manos queda no sólo el futuro del planeta, sino también de su familia.

atrapa la bandera 1 bis

Atrapa la bandera es una película completamente americanizada, deslumbrante en el apartado técnico pero simplona y redundante en su escritura. La historia sigue la estructura tradicional de introducción, nudo y desenlace, manteniendo el ritmo e interés en todo momento. Los personajes son arquetípicos y todo transita siempre por lugares comunes; nada sorprende, pero tampoco lo intenta, que al final y al cabo es lo mínimo que se le puede exigir a guión escrito a seis manos: un poco de creatividad. Enrique Gato se olvida de cuál es su país de origen, se ve a la legua que intenta dirigirse a un público mucho más amplio. Vaya, que sólo ha faltado que hubiese sido doblada al inglés directamente. Lo malo de esto es que nos encontramos con una producción hispana repleta de tópicos y clichés del afamado academicismo norteamericano.

bandera 2

El mensaje de que la familia es lo primero se nos inyecta por activa y por pasiva, la sutileza aquí no tiene cabida. Sin embargo, resulta aún más molesto el mensaje optimista de que se puede cumplir cualquier sueño, pues el “drama” familiar sólo aparece en determinas escenas anticlimáticas; lo de que no hay sueño que no pueda ser cumplido está siempre presente, unas veces de manera más evidente que otras. El trepidante ritmo se encarga de que la funcional pero interesante historia de aventuras no decaiga jamás. Es por eso y por su atractivo envoltorio que Atrapa la bandera no se convierte en otro fallido producto palomitero.

Los personajes, a pesar de su trivialidad, tienen el suficiente carisma para amenizar el visionado con sus intervenciones. El humor parece destinado a agradar a los más jóvenes, aunque hay un par de referencias cinéfilas que no tienen pérdida. Siendo sincero no esperaba más de esta película, atreviéndome incluso a decir que me sorprendió gratamente. Es innegable que dentro de ella no hay nada que rascar, pero es un entretenimiento veraniego muy digno.

atrapa la bandera 3

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *