Festivales, Nocturna, Nocturna 2015

Nocturna 2015 – Día 5

Por mi parte, la quinta jornada del Nocturna 2015 será la última de todas. Y, desgraciadamente, no puedo decir que me vaya con un buen sabor de boca. Evitando las dos sesiones de las 16:30, más que nada por la pinta de infumables que tenían, fui directamente a la proyección de Demons, película dirigida por Lamberto Bava y presentada este año por ser su 30 aniversario. Ninguna de las tres películas vistas en esta jornada se salvan de la quema, aunque he de decir que ninguna de ellas se encuentra entre lo peor de esta edición del Nocturna.

DEMONS

demons

Antes de poder ver un clásico del cine de terror como Demons, Lamberto Bava entró en la sala a recibir el Premio Maestro del Fantástico. Opté ver este clásico -inédito para mí- en vez de la película que proyectaban simultáneamente en la Sala 2, Afterdeath. La verdad es que ninguna de las dos me llamaba especialmente la atención, pero la italiana era presumiblemente más divertida. Y pese a empezar bastante bien, acabé cansándome un poco de la cinta. Dos jóvenes amigas deciden ir al preestreno de una película que desconocen en un cine que también desconocen. Durante la proyección, los espectadores se darán cuenta de que les empiezan a ocurrir las mismas cosas que suceden en la película. Durante los primeros minutos se presenta a los personajes en lo que, erróneamente, podría parecer una crítica o reflejo al comportamiento de algunos espectadores en una sala de cine. El tramo más gracioso es el inicio, y una vez pasado éste empezarán  las continuas transformaciones en demonio de los espectadores, que irán “contagiándose entre sí”. Aunque hay algunos buenos momentos, logrados gracias al uso de la música y a la planificación de Bava, no puedo sentir ningún tipo de admiración por esta película.

CHARLIE´S FARM

CharliesFarm_Trailer

Antes de la proyección de Charlie´s Farm pudimos ver el corto Shiner, del británico David Lilley. Shiner es un superhéroe retirado con picazón en los pies. No quiere quedarse en casa sentado y sale a ver qué se cuece. Debo decir que no le he encontrado la gracia a este cortometraje, una pequeña estupidez que ni siquiera consigue resultar simpática.

Antes de ver la película, el productor de la misma declaró lo grandes admiradores que son en el equipo de Charlie´s Farm de slasher clásicos como Viernes 13 o La matanza de Texas. De todas formas, no hubiese hecho falta que lo dijese, pues no creo que los protagonistas se llamen Jason y Michael por casualidad. Éstos -Jason y Michael- deciden ir a visitar una granja en la que se supone tuvieron lugar una serie de acontecimientos horribles, junto a la novia de uno de ellos y a una amiga de ésta. En la granja en cuestión, años atrás, una pareja de granjeros descerebrados que torturaban y asesinaban a los campistas y a sus empleados, fueron asesinados por unos vecinos que se tomaron la justicia por su mano. Los vecinos no encontraron al retardado de su hijo Charlie, por lo que se rumorea que una serie de desapariciones por la zona se deben a su vuelta. Antes de verla me esperaba un remake/homenaje encubierto a las películas que mencionó el productor, pero nada más lejos de la realidad, pues pese a algún detalle concreto, la cinta australiana recuerda más a una versión edulcorada de Wolf Creek. Señor Sun (director de Charlie´s Farm), un par de muertes medianamente curradas y con elevadas dosis de sangre, no justifican 70 minutos -pues sólo los 20 finales son de slasher- de continua sucesión de tópicos en la presentación de sus estúpidos personajes. Un reparto medianamente conocido, entre el que destaca Tara Reid, servirá para que la película llegue a alguna que otra sala perdida por el mundo. No es insufrible, pero sí supone una absoluta decepción.

BUNNY THE KILLER THING

Bunny_03

El último cortometraje que he podido ver en esta edición del Nocturna ha sido La hora del baño, de Eduardo Casanova. Ya en Eat my shit, el último corto del director español, se veía su fijación por mostrar lo obsceno y lo vulgar. Utilizar un arte como el cine para, al menos esa es mi sensación, llamar la atención y desahogar sus asquerosas y para nada creativas inquietudes. En este corto una pareja pasa de discutir a follar, y de follar a discutir, mientras su bebé no para de llorar. La premisa funciona únicamente como plataforma para mostrar esos desnudos -y sexo- gratuitos que defendía en la presentación. Y digo yo, si defiende tanto el desnudo gratuito, ¿por qué utiliza dobles -actores porno- para ello? En definitiva, otra muestra más de mal gusto de uno los tantos “directores” que consiguen tener un mínimo de reconocimiento y difusión por su posición de famosillos.

Y para culminar mi cobertura del Nocturna 2015, decidí quedarme a ver una de esas películas que tanto suelen gustar al público en este tipo de festivales: el cine trash. En la finlandesa Bunny the killer thing, un grupo de jóvenes va a una cabaña en la que un híbrido entre humano y conejo con una polla enorme, empezará a violar y asesinarles uno a uno. Es una de esas cintas autoconscientes de su nula calidad, que nos regalan una dosis de situaciones absurdas y surrealistas que, en el peor de los casos, evitarán que el espectador se duerma durante el visionado. Su talón de Aquiles es que depende totalmente de su estrambótico protagonista, cuyas apariciones inundaban la sala de una cantidad ingente de risas. El resto de personajes son simples marionetas utilizadas en busca de unas situaciones cómicas que no siempre funcionan. No obstante, el nivel del día fue tan bajo que quedarme a ver Bunny the killer thing no fue una mala elección en absoluto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *