Críticas, Estrenos

Sweet Home – Desahucio cinematográfico

Es muy frecuente escuchar comentarios de gente maltratando a nuestro propio cine, utilizando para ello frases como: “qué malo es el cine español”, “¡pero si es española!”, “pues para ser española no está mal”. Ni que el cine español fuera un género como tal. Si estas personas no me provocan más que repulsión, siento lo mismo con una gran cantidad de películas nacionales que se estrenan cada año y que no merecen ni ser calificadas como tal. Parecen querer dar motivos para que el ignorante de turno que sólo ve estas películas de las que os hablo, tenga que soltar la típica frase que carga contra nuestro cine y que más adelante desemboca en prejuicios colectivos. Sweet Home se encuentra en este grupo sin ninguna duda, y desgraciadamente tendrá tirón en cartelera, ya que es de los productores de la exitosa saga Rec.

sweet home 3

La mayor limitación de Rec a nivel internacional se encontraba en su idioma, por lo que Rafa Martínez decide rodar la mayor parte de Sweet Home en inglés. El punto negativo de esta decisión es que los intérpretes hablan un idioma u otro según les viene en gana. Es inexplicable que Bruno Sevilla haga de inglés en la película si es español, ya que no tiene ningún tipo de relevancia argumental. Al final, nos encontramos a unos cuantos españoles alternando diálogos en inglés con otros en castellano por puro capricho del director o de los productores.

Alicia, una joven que trabaja para el ayuntamiento como asesora, le prepara una velada romántica a su novio en un edificio semiabandonado del cual tiene las llaves. Tras darle la sorpresa, descubrirán que el único habitante del bloque ha sido asesinado por unos matones enviados por la inmobiliaria. A partir de ahí, comenzará el juego del gato y el ratón al que más tarde se unirá “Liquidator”, una especie de fumigador que lleva consigo todo tipo de armas letales. Meter un tema tan serio como los desahucios de una manera tan poco realista es casi insultante. Que una inmobiliaria contrate asesinos a sueldo para matar a los residentes que se niegan a abandonar sus viviendas me parece demasiado exagerado, máxime cuando luego el tema queda en el aire y sólo sirve a modo introductorio de la trama.

sweet home 2

Atendiendo a lo puramente cinematográfico, Sweet Home no es más que otra home invasion que intenta ser seria pero que acaba desprovista de toda seriedad en pos de unos últimos minutos que se acercan al slasher. La dirección de Martínez no es mala en absoluto, pero busca siempre una grandilocuencia visual que le da a la cinta un aspecto de lo más artificial. De menos a más, la ópera prima del catalán no consigue encontrar el tono adecuado ni dejar claras sus intenciones. En ningún momento consigo estar en tensión, todo lo que pasa me parece forzado e irreal. Los diálogos son más absurdos aún de lo que nos tienen acostumbrados este tipo de películas.

Si tenía alguna esperanza con esta cinta de terror, era que fuese entretenida y que Íngrid García Jonsson nos dejase una interpretación a la altura de lo que hizo en Hermosa Juventud. Lo primero no lo consigue, ni siquiera ayudada por una duración que no sobrepasa los 80 minutos. Lo segundo, tampoco, puesto que la actriz nacida en Suecia parece estar interpretando dos papeles a la vez: el de cuando habla en castellano y el de cuando lo hace en inglés. Entre eso y que pega unos gritos tan innecesarios como insoportables -para seguir la tradición de este tipo de película-, la joven promesa del cine español no ha seguido con buen pie en su camino hacia el estrellato.

Sweet home 1

2 Comments

  1. Iván Ginés Iván Ginés Author

    Bueno, te voy a responder por partes:

    1. En ningún momento he dicho que parezca una imitación. Creo que enumero bastantes cosas por las que la película me horroriza y no puedo tomármela en serio.

    2. Evidentemente no estoy poniendo en duda la labor de Bruno Sevilla. Simplemente me parece absurdo que escriban un personaje inglés, cuando el resultado hubiera sido el mismo si llega a ser de Cuenca o de Vigo. Con lo fácil que era coger un actor inglés o llamarle Pedro en vez de Simon (como digo, hubiese dado igual, ya que no afecta a la trama)

    3. Creo que me he controlado bastante y no he dicho todo lo que pienso sobre la película. Si hay algo que intento es respetar el trabajo de los demás, pero cuando una película me parece de uno tendré que criticarla, ¿no?

    4. Yo no he faltado el respeto en ningún momento a nadie. Deberías aplicarte el cuento, porque parece que te olvidas de lo que pones en el primer párrafo: “Entiendo que la película no te haya gustado, de verdad.”

    Un saludo.

  2. Entiendo que la película no te haya gustado, de verdad, hay gustos para todo, pero siempre espero que cuando ponen a parir una película al menos den argumentos para ello. En tu crítica has dejado claro que parece una imitación (personalmente creo que no tiene nada que ver), pero ya está. Además dejas unas perlas que se nota que no tienes ni idea de que va el mundo del cine.

    “Es inexplicable que Bruno Sevilla haga de inglés en la película si es español, ya que no tiene ningún tipo de relevancia argumental.” Óle tú. Por lo visto no tienes claro lo que significa ser actor.

    Ser crítico no significa lanzar cuchillos y poner a parir. Deberías dignificarnos un poco más. Gente como tú sobra.

    En fin. Espero que el mensaje no se publique, sólo que lo leas y te enteres un poco.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *