Críticas, Otros

Perfect Blue – She wore blue…

Una obra artística, para obtener el mayor reconocimiento, debería llevar al límite el potencial de su medio artístico. No fui yo quien lo dijo, aunque siempre lo he pensado. Satoshi Kon no sólo exprime al máximo las posibilidades que la animación le ofrece, sino que además construye una opresiva y aterradora atmósfera que te sacude desde el primer instante. Son pocas las experiencias tan absorbentes que he vivido frente a una pantalla.

vlcsnap-2015-04-20-02h19m55s219

El talento de Kon era descomunal, no sólo en el ámbito de la animación, sino ya a nivel de todo el cine en general. En «Perfect Blue» va más allá de demostrar su capacidad para narrar a la perfección historias inquietantes, sino que sin necesidad de jugar a confundir es capaz de desconcertar al espectador, perdido –con gusto– en un mar de capas oníricas (en un universo cada vez más oscuro y perverso), incapaz de afirmar con seguridad qué es real y qué no lo es.

El uso del montaje es brillante, tanto como la utilización de la música, que encuentra uno de sus máximos exponentes en la brillante escena del aparcamiento y el ascensor, lección de suspense, de terror psicológico y de cómo sobrecoger al espectador con un puñado de planos. No se me ocurre un cineasta que haya sacado jamás mayor partido de la animación que el malogrado genio nipón, pero es que son pocos los cineastas que se me ocurren que hayan sacado mayor partido del universo audiovisual en general. Quizá un tal David Lynch, con el que tan habitualmente se le compara.

vlcsnap-2015-04-20-01h44m09s247

Una de las películas más impactantes, perturbadoras y sobrecogedoras que he visto. Cine en su máxima expresión.

2 Comments

  1. Álvaro Faure Álvaro Faure Author

    Mi camino fue al revés. Topé con él viendo «Paprika» y le he declarado amor eterno con «Perfect Blue». ¡Y me falta por ver el resto de su obra! A este paso acabo tatuándome su nombre en el pecho. Qué lástima que se nos fuese tan «joven», con él perdimos más que a un genio: perdimos además toda su futura obra. Pero siempre nos quedará lo que hizo, que es un gran consuelo.

    Gracias por leer^^

  2. Maravillosa. Adoro a Satoshi Kon y llegué a él gracias a esta película. Bueno, más bien gracias a Cisne Negro, pero en cuanto la vi quise más, y después de Paprika ya se ganó mi amor eterno. Una pena que ya no podamos contar con el arte de este genio.

    Un beso ^-^

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *